Pudin de pescado

Receta de pudin de pescado

Delicioso pudin de pescado, en este caso de merluza y verduritas, tan suave que será facilísimo que los niños se lo coman sin poner ninguna pega.

Ingredientes para preparar pudin de pescado

  • 600 gr. de merluza o cualquier otro pescado blanco
  • 5 huevos
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • Perejil fresco
  • Un par de cucharadas de sémola
  • Queso rallado
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • Comino
  • Orégano

¿Cómo preparar pudin de pescado?

  • Vamos a empezar el pudin de pescado, poniendo una olla al fuego, con agua y media cebollita. Cuando esté caliente, añadimos la merluza sin necesidad de que esté esté muy limpia y dejamos que el pescado se cueza. Cuando esté listo, lo sacamos, lo escurrimos y lo desmenuzamos. Fuera espinas, piel y todo lo que no sea carnecita limpia y suave, que es una de las principales características del puding de pescado.
  • Ahora vamos a poner al fuego una sartén con un pelín de mantequilla y, cuando se derrita, hacemos un pochando de cebolla y pimiento, cortadito en dadines pequeños. Le damos un puntito de sal, un poquito de pimienta molida, una chispita de comino y un pellizquito de orégano. ¡Ya veréis que aroma! Cuando el pochado esté listo, añadimos un manojito de perejil fresco picadito.
  • Ahora buscaremos una fuente refractaria y la untamos un poco con mantequilla, para que el pudin de pescado no se pegue. Ponemos primero el pescado desmenuzado, repartido por el fondo. Sobre ese lecho, añadiremos el sofrito que hemos hecho y finalmente, cubrimos todo con los huevos que habremos batido previamente.
  • Espolvoreamos toda la superficie del pudin de pescado con queso rallado de la variedad que más nos guste y repartimos por encima una pequeñas bolitas de mantequilla. Llevamos al horno, en el centro y con fuego de arriba y abajo, y dejamos que se dore y se cuaje el huevo, y ya está listo para disfrutar.
  • Foto orientativa: zpodkist
Nota del autor:

El pudin de pescado lo podríamos haber hecho con cualquier otro pez que sea fácilmente desmigable, pero eso si, que no tenga un sabor muy fuerte.